lunes, 8 de mayo de 2017

Uber eats y sus promos

El día de ayer me decidí a hacer un pedido de comida en uber eats, ya que tenía hueva de salir y a la vez necesitaba algo barato y llenador porque me quedan 600 pesos para llegar a la quincena y ya no quiero meterle nada a la tarjeta de crédito, porque la verdad, todavía estoy medio pendejon para utilizarla, ya he aprendido bastante más no lo suficiente, tons orita mi meta principal es pagar la deuda de la tarjeta, bueno, volviendo al tema, ayer estaba viendo los menús de UberEats y vi que tenía un descuento de 150 pesos al hacer mi primer compra, siempre y cuando pusiera el código de la promoción, tons dije, ah mira, pos ya chingue, hasta me va a salir gratis la comida, así que introduje el código y pedí un paquete que incluía una pizza familiar, espagueti y dos sodas, dije, ya con eso la armo para todo el día, así que lo pedí.   La pizza iba a tardar en llegar aproximadamente una hora, así que me puse a realizar llamadas a mis papás para saludarlos, escuchar como estaban y que de paso vendieran unos muebles que deje ahí con ellos, ya que necesito lana para pagar la tarjeta =P y también aproveche y le marqué a otro compa que me debe una lana para preguntarle unas cosas y al final el solito me dijo que ya namas terminaba algo y que ya me iba a empezar a depositar mi lana, así que todo salió bien.   Ya de rato UbeEats me aviso que ya habían pasado por mi pizza y que el repartidor uba a tardar unos 9 minutos en llegar, lo que se me hizo curioso es que decía que habían pasado por ella en una “bike” tons dije, bike, eso me suena a bicicleta, tal vez utilicen el termino bike para motocicleta pero no creo, ya que ese sería motorcycle, no pos, sepa la madre, así que esperé y si, el vatito llegó en bicicleta, todo su dado y bofeado, salí para recibirlo y me dijo:

-una disculpa por la tardanza
-si, no te preocupes ¿te avientas todos los pedidos así en bici?
-si, es que no me han dado mi mochila
-¿les dan mochila?
-si, solo que aún no me la dan
-orale, no pos, tas cabrón


Al final, me dio entre lastima y pena, ya que el vatito si se miraba muy madreado por hacer la entrega y mi pedido no se lo iban a pagar, ya que tenía el descuento de 150 pesos y el pedido me salió en 140 pesos, eso se me hizo una movida muy ojeta por parte de uber, ya que tengo entendido que los “cupones” de promoción Uber no se los paga a los trabajadores, ya sean los normalitos o los de comida.

Simplemente no pude dejar de pensar en la chinga que, se veía, se puso ese wey y que no le iba a tocar un solo peso por eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario