domingo, 15 de mayo de 2016

Las exigencias

Es curioso como como la mayoría de la gente te dice el como debes hacer las cosas en lugar de preguntarte el por que las haces.   Una de las cosas que me molestan es el que me exijan hacer algo, últimamente he tenido platicas en las que me dicen que deje de hacer cosas y que haga otras cosas, que me exigen que deje de hacer algo sin una razón o que haga algo ya, así de facil como el hacer un sandwich.   Esto fue en un pasado -hace como un par de horas hasta que les explique esto mismo que explico aquí-, y en ese pasado solo se limitaban a darme respuesta como "pues por que no" las cuales no me servían de nada.

No me gustan las exijan el hacer algo que no quiero hacer por que siento que me roban parte de mi individualidad, siento que ya no soy yo, eso ya lo viví una vez y es algo que no pienso repetirlo.

Pro Tip: Si alguna vez ven que estoy haciendo algo que a ustedes no les parece o no entienden el por que lo estoy haciendo en lugar de decirme que no lo haga lo que pueden hacer es preguntarme el por que lo estoy haciendo, decirme las posibles consecuencias de esa acción o explicarme con manzanas el por que no debería hacer eso, ya que si solo se limitan a decirme que por que no y ya, lo siento pero los mandaré a la verga y se empezaran a ganar mi indiferencia.

viernes, 6 de mayo de 2016

El poder y brillo infinito

Esto lo escribí ayer en la noche cuándo me salí de bañar:



Es interesante esta conexión que tenemos, es un mundo Nuevo, nuestro mundo.   Cosas muy extrañas hemos pasado, cosas extra sensoriales.
   Hoy me di cuenta que era un peleador, aunque no sé si lo correcto sea decir que soy un peleador –es que siempre andaba peleando con la gente xP -, solamente sé que mi interior brilla cada vez más y más, hay momentos en los que el brillo baja un poco y es cuándo me pongo a revisar mentalmente todo lo que me ha dado el universo, todo lo que ha puesto y todas las enseñanzas.
   Ahora me doy cuenta que todas esas cosas siempre han estado ahí, a mi alcance, solamente que antes estaba muy pendejo como para darme cuenta, ya que quería que las cosas fueran como yo las pensaba o más bien, que se hicieran como yo quisiera.   Hace un par de semanas Makar me hizo ver el cómo era una parte de mi comportamiento antes de mi proceso mientras me contaba unas cosas de su trabajo, más bien del comportamiento de un wey de su trabajo, me dijo: "él es como tú eras antes, para el si algo sale mal no es culpa de él, todos son pendejos menos el” y sí, así era yo antes, para mi todos eran unos pendejos, todos menos yo y ahora me doy cuenta de que yo era el pendejo –bueno, ellos también pero ese ya es otro pedo-.   Yo un pendejo, lo acepto, estoy bien pendejo y el simple hecho de aceptarlo me ayuda a trabajar en esas partes que necesito mejorar para seguir creciendo como persona.

Me han pasado cosas muy “feas” o “malas”, pero esas cosas me dieron el conocimiento y la preparación para estas cosas nuevas.   Un nuevo trabajo, nuevas amistades, nuevos proyectos, una compañera, una amiga y una amante –lo mejor de todo es que las últimas tres las encuentro en una misma persona, si, en la muchacha blanca.

El universo sigue mandando cosas, los proyectos siguen creciendo, siguen llegando nuevas oportunidades laborales y lo mejor es que yo sigo creciendo.
Solo me queda decir algo que es muy sabido por todos “No cabe duda que la mente es muy poderosa”.   Solamente debemos aprender a utilizar su poder para que podamos manifestar lo que necesitamos.