viernes, 5 de febrero de 2016

El Precio de la Felicidad

Llevo varias semanas platicando y creando una relación con alguien, hemos platicado de muchas cosas, ya nos confesamos la atracción que nos sentimos, el que nos gustamos y le dije que traigo muy presente el sentimiento y que estoy consciente de que ya la quiero.    Hemos tenido varias platicas en las que nos decimos que no nos creemos lo que esta pasando, el como se nos estan dando las cosas.
Una vez me comentó que se sentía como si estuviera en una película a lo que le respondí que era magia. ¿Magia? - preguntó ella-, si magia, una vez leí que hemos dejado de creer en la magia que cuando nos sucede no lo creemos.   Son momentos mágicos que parecen de película.

En otra de esas platicas le dije de un pensamiento que traia -referente a los momentos magicos- y que me estaba causando conflictos y le conté el como decidi solucionarlo:

-De hecho ayer me dije, si esta es una broma y estan jugando, ni modo, quiero jugar, quiero vivirlo, no importa
-A la madre
-Si el resultado es el mismo, el perder, quiero entrarle
-De verdad?
-Si, eso dije ayer y luego cambie el pensamiento a que no debía preocuparme, que estaba en buenas manos
-Sip
-Tons no hay de otra más que entrarle para saber la verdad.   Como lo hemos hablado, todo tiene su precio, y pues... lo pago
-Noooo. ¿Cual es el precio de la felicidad eterna?
-No tengo idea
-Para irle juntando
-Jajajaja
-Tas muy caro
-Tal vez sea gratis
-Jajajaj yujuuuuu
-Solo que estamos acostumbrados a que tenemos que pagar por algo
-Que es gratis, wow
-Maldita sociedad y su consumismo estúpido
-Interesante, es gratis y abundante. Madres. Si si quiero y quiero más
-Yo también.

Me doy cuenta que estamos acostumbrados a que todo debe costarnos para que "valga la pena" ¿cuanto estamos dispuestos a pagar por la felicidad?¿como pagas esa felicidad?¿que das a cambio, tu tiempo, tu dinero, tu salud, que cosa? y lo más importante ¿realmente eso te hace feliz? y OJO! si estas pagando por algo para que te haga feliz estamos en un problema.   Yo soy de las personas que saben que uno no necesita a nadie para ser feliz, uno comparte su felicidad con alguien más.    Si tu no eres feliz puedes tener muchisimas cosas e igual te sentiras vacio.    Yo pague un precio por mi felicidad y no me arrepiento, me costó bastante, lo que pague fue mi persona anterior.   Descubrí mis miedos y mis limites.   Tenia miedos inculcados y me deshice de ellos.   Mis limites los conocí y los fui expandiendo y lo sigo haciendo.   Al principio fue difícil el salir de todo ese dolor porque estaba acostumbrado a vivir con el y ahora que soy libre es donde entra esto de esos momentos mágicos que parecen de película, como antes no los habia vivido me cuesta un poco el creer que son ciertos pero ya los acepté.   Acepté que antes vivia y pensaba de una manera muy distinta a lo que soy ahora.   Me he encontrado, he dejado fuera a las personas que quieren hacerme cambiar mi rumbo y soy el creador de mi propio camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario