lunes, 4 de marzo de 2013

Tanto que contar pero muy poco que decir

su pinche madre, tengo un putero sin escribir, esto de estar de regreso en casa de mis papás le dió en la madre al blog.   Todavia no termino de leer el libro "Confessions of an Economic Hitman" ni el de Resident Evil vol 5 y ya estoy pensando en comprarme otros 2 libros más.

   Han pasado varias cosas ultimamente, ganamos una guerra de bandas en un evento local, me fui de pedo al carnaval, pinche carnaval dura seis dias, y estuve pedo esos seis pinches días.   En una de esas me subí a bailar a un escenario principal... 4 veces.   El pedo este de la morra, el pedo de que estoy tratando de llenar un vacio de "amor" por así decirlo.   Ya  ven que esta el dicho de "un clavo saca a otro clavo"? pues dejenme decirles que el que dijo eso esa bien pendejo, porque

  1. no sabe nada del amor
  2. está bien pendejo para la carpinteria
A veces pienso que la cagué, bueno, la he cagado en muchas cosas, sobre todo al no decir lo que pienso...   orita escuchando Why de She's a Tease me acordé de la monita aquella y hablando con mi superconfidente de secundaria me dí cuenta de que todavia la quiero y de que sé que no me conviene.   Ya no se que más poner, como lo dice el titulo, hay tanto que contar pero muy poco que decir.
   Lo curioso de mi mente es que cada que trato de abrazar mi amargura y mi tristeza mi mente en automatico me lleva un mejor lugar ¿eso quiere decir que en realidad no tengo ninguna trsiteza?   La verdad no se, pero lo que si se y si les cuento, es que estamos trabajando en un cover muy chingón de mi idolo de la infancia, El General, la rola, rica y apretadita.   Por el momento es todo y me despido con esto que leí:

Todo estará bien al final.   Si no está bien, no es el final

No hay comentarios:

Publicar un comentario