jueves, 8 de noviembre de 2012

The Friend Zone

Pues me decidí aventurarme por el sendero que los albañiles me habian comentado.    Y vi algo muy hermoso que me llamó la atención, una hermosa joven de estatura promedio -la cual viene siendo de entre los 1.50m y el 1.65m- que ya me habia topado tiempo antes.   Ahí se encontraba ella, regando sus tierras.   Nos miramos a los ojos y nos sonreimos, empezamos a conversar y así fue naciendo la amistad.   Conversabamos de vez en cuando, me sentí atraido por ella y empecé a buscarla un poco más, pero sabía que no debía mostrar tanto interés para no ahuyentarla.

   Intercambiabamos unas palabras por las noches, hasta el día de hoy,.   Hoy el día en que habló conmigo para dejarme en claro algo.   Mis manos comenzaron a sudar y mis rodillas se sentian cada vez mas debiles, en el fondo sabía de lo que ella quería hablar.   Nos sentamos frente a frente, coloque mis manos sobre la mesa y una risita de nervios escapó de mi, la miré a los ojos y fue cuando pasó.   Me quizó dejar en claro que se sentía muy agusto platicando conmigo y que no quería que yo malinterpretara sus intenciones, fue ahí cuando la sangre se me bajó a los pies, sonreí de los nervios y con esa misma sonrisa le dije que no había problema, me explico el porque contestaba mis mensajes pero en estos momentos no recuerdo cual fue el porque ya que me sentía muy triste.   Le confesé que me siento atraido a ella, pero que me alegraba que me hubiera hablado con la verdad, empecé a decir cosas sin sentido y mejor decidí quedarme callado no sin antes decirle que no sabía que más decir.   Ella agregó que en este momento ella no tenía nada que ofrecer, lo cual me hizo pensar que tal vez ella creía que yo estaba pensando en entablar una relación en ese preciso momento.    Después de unos pequeños minutos de platica nos marchamos.

Tenía ganas de marcharme, de salir corriendo y preguntar que es lo que ha sido de tu vida -ah no, esa ya es una canción-, estuve en silencio la mayor parte del día, hasta le gente que me conoce se empezó a preguntar el porque estaba tan callado y solo supusieron que tenía mucho trabajo, solo les sonreí y regresé a lo mio.

En estos momentos ya se que decir, pero no se si sea una buena idea hacerlo.   Puedo dejar las cosas como estan, superarlo y seguir adelante.   Puedo seguir haciendo mi luchita y ver hasta donde puedo llegar.   No supe como interpretar esa reacción que mostró cuando le dije que me gustaba, me hizo pensar que ella también se interesa en mi, pero ahora no es el momento.   No se como reaccionar, no se si seguir contactandola o dejar eso en el olvido.   Lo unico que si se, es que no quiero caer en esa zona tan horrible, esa zona de sumisión, esa zona de cual es casí imposible salir, esa zona llamada, la zona del amigo (The Friend zone).

Las penas con alcohol son buenas, ya casí son las 6pm y es hora de ir por unas cervezas patrocinadas por la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario