viernes, 26 de octubre de 2012

Caminando el camino

Ya tengo un buen sin escribir nada interesante, pero mi mente siempre esta ocupada pensando en el que pasara, que pasaria y en el que debo hacer.   Hace unos días fue mi cumpleaños y pues por lo general no tiendo hacer nada en mis cumpleaños -y como esta vez cayó en Miércoles pues más hueva la verdad-, a lo mucho un convivio con la familia y ya, pero esta vez fue diferente, esta vez me sorprendí, la gente se me fue acercando y note que hasta cierto punto pues a la gente le agrado.   Los de la oficina me felicitaron y me dieron un pastel de cumpleaños y otras amigas me regalaron unos chocoroles de cumpleaños con velitas y todo el pedo.   La verdad esos choco roles no me los esperaba y me hicieron sonrojar bien cabrón que casí se me sale una lagrima pero recorde que soy bien pinche macho and I kept my cool.

Me gusta pensar que mi año en Aguascalientes me hizo una mejor persona, disfruto más la vida, disfruto el tirar hueva, disfruto el estar cansado e inclusive disfruto el estar madreado fisicamente.   Inclusive algunas veces ni pienso y solo actuo por naturaleza, por eso mismo es que mi mente piensa en el ¿que debo hacer?,  una parte dice arriesgate! estas a tiempo, cambialo todo e intenta por acá y otra dice no lo cambies, sigue el mismo camino.   Otra veces piensa en ¿que pasaría si intento dar ese paso y cruzar esa linea? ¿seguiriamos actuando igual como si nada hubiera pasado? dudo que esa amistad se pierda y a veces pienso que esa amistad sigue porque nadie se ha animado a cruzar esa linea.   Raras veces pienso en el ¿que pasará cuando me tope frente a frente con aquel antiguo demonio? ¿bajaré mi cabeza y huiré? no lo creo la verdad -porque soy bien pinche macho =p- ¿dare una explicación más real del porque sucedio aquello? tampoco lo creo porque creo que fui mas claro que la vez anterior.   Esta vez si puse cartas sobre la mesa ¿nacerá alguna amistad de esas cenizas? no lo se, eso es lo que me intriga ¿lo intentaremos de nuevo? también lo dudo, el sexo era realmente malo, pero si me gustaba personalidad energetica -ya hablando fuera del tema sexual-.

Esas son las cosas que me atacan cuando no estoy ocupado en el trabajo o leyendo algo -porque si, estoy tratando de volver a ese habito pero pinche tele tiene muy buena programación-, siento que voy caminando y topo con 3 direcciones.   Un camino dice prohibido el paso, cualquier persona que intente tomar este camino será apaleada hasta morir, pero si de casualidad logra cruzar el camino, tal vez sea feliz.   El segundo es un puente que esta por ser terminado, las personas estan trabajando sin problema.   Sonrien y me dicen: "no se preocupe jóven, no hay problema, si quiere cancelar solo diganos con tiempo".   En el tercero estan los albañiles viendo los planos con el ingeniero tratando de ver como crear ese puente, tienen el temor de que la información recabada sea la correcta y puedan empezar a trabajar, pero no pueden hacer nada más que esperar a que se realicen más estudios de campo para saber si realizan la construcción de ese puente.
   Algunas veces pienso en que debo regresar al camino que habia caminado por bastante tiempo antes y otra veces pienso que debería tomar y crear otro camino.   Lamentablemente mis emociones no me dejan ver claro todo el panorama, lo ideal sería salir y alejarme del ambiente en el que estoy, pero tampoco me atrevo a dejarlo todo.

Así que ahí estoy, parado frente a esas 3 direcciones sin saber cual tomar, aun cuanto con un par de tiempo para ver cual elegir, pero esta el temor de ¿que tal si ningun camino sale como yo quisiera? Pues no queda nada más que seguir adelante ¿correcto? Pues sí, pero ahora si que no se cual tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario