viernes, 6 de enero de 2012

Una Bonita Historia de año nuevo pt. final

Marque a emergencias para que nos enviaran una patrulla y la operadora me dijo que tardaría aproximadamente unos 45 minutos en llegar ya que tenían varias llamadas que atender, termine la llamada y le hable a mi prima, ya que ella había salido con mi tío chuy y había dejado la puerta del carro abierta, le conté lo que había pasado y justo al colgar el teléfono veo que el ruco sale corriendo.

Corro detrás del ruco, me lleva una ventaja de aproximadamente 10 metros, veo como mi hermana al correr detrás de el suelta el manotazo para agarrar y es cuando la adrenalina empieza a correr por mi cuerpo y me hace correr mas rapido para poner a mi hermana fuera de peligro.   Mi madre grita el nombre de mi hermana y ella se detiene.   Paso corriendo a lado de mi hermana la ventaja que el ruco me tenia se empieza hacer cada vez mas y mas corta, estoy a poco menos de un metro de agarrar al ruco pero mis piernas empiezan a fallar y toda esperanza que tenia de agarrarlo fue desapareciendo.

El movimiento de algo oscuro llamo mi atención, pude observar por menos de 1 segundo que algo salia de la chamarra del ruco, era algo oscuro que se movía junto con el.   Puse mi atención sobre el bulto y logre ver que era el capuchón que era parte de una sudadera que el ruco estaba usando bajo su chamarra.   Al aceptar que mis piernas no darían más me impulse con mi pierna derecha, estire mi brazo y me deje caer.
   Me levante tan rápido como pude y me coloque arriba del cuerpo del ruco, logre escuchar unos ronquidos que provenían de el, pero el sonido fue interrumpido por los pasos de mi hermano que corría rápidamente hacia nosotros, el cual al llegar con nosotros golpeo la cabeza del ruco y dijo algo que no recuerdo, solo se que era una mentada de madre hacia el señor.   Al ver que el ruco estaba noqueado me dirigi a la esquina donde estaba mi familia, saque mi celular y empece a marcar a emergencias pero la llamada no entraba, la grabación me decía que no se podía marcar ese numero, colgué y volví a marcar pero la respuesta fue la misma, me quede parado observando mi teléfono y el numero que estaba marcando y dije: puta que pendejo soy, estoy marcando 911 si seré pendejo, y marque ahora si el 066.

Emergencias buenas noches - se escuchó en el teléfono y conteste:

Lukas: buenas noches, mira hace unos momentos marque para pedirte una patrulla
Operadora: si señor la patrulla esta en camino
Lukas: ah ok, pues fíjate que también vamos a ocupar una ambulancia
Operadora: ok señor, la ambulancia estará ahí en cuanto pueda
Lukas: ok, gracias

Toda la familia nos reunimos alrededor del ruco y nos le quedamos viendo.   Alguien pregunto: esta muerto? - no, respondí, esta noqueado solamente, mi tío Miguel me volteo a ver y me dijo: Lukas... vete para la casa nosotros nos encargamos, orita conseguimos unas cobijas y nos lo llevamos, solté una risa pero su cara se miraba muy seria y solo dije, no tío, esta noqueado no pasa nada, aparte esta boca abajo si llegase a vomitar pues el pendejo no se ahogara con su vomito.
   Se escucharon unos gemidos y el ruco se empezó a mover, le dimos espacio para que se recuperará nos volteo a ver, puso cara de asustado e igual trato de tranquilizarse, le preguntamos si estaba bien a lo cual dijo, yo no fui y trato de correr de nuevo solo que estaba tan madreado que apenas pudo dar 2 pasos, mi tío Miguel lo sostuvo y le dijo:

Tío: Ya vez wey, pa que corres?
Ruco: yo no fui
Tío: haste pendejo pero toma - le entrego su cartera y 80 pesos que mi mamá habia tomado de su pantalon cuando estaba inconsiente para ver como se llamaba y donde vivia
Ruco: oh... yo no fui
Tío: toma el dinero también wey y tu tarjeta del soriana
Ruco:....
Tío: es mas, saca la feria pa'ca mejor
Ruco: eh?... no... eh?
Tío: si saca la feria pa'ca y vete, o te hechamos a la patrulla cabron

El ruco le dio el dinero a mi tio y como pudo se fue el ruco.   Hable de nuevo al 066 y le dije a la operadora que ya no mandara nada y colgue.   Cuando ibamos de regreso a la esquina estaba Alejandra ahí parada viendo el espectaculo, caminamos a casa de mi abuela y contamos la historia entre todos y cada quien conto lo que vio y escucho.   Mi familia se asusto mucho cuando caimos el ruco y yo al suelo, ya que segun ellos se escucho como cuando golpeas una tabla con fuerza sobre la pared, y que cuando paso eso mi tío Miguel solo se pregunto, chingue su madre, quien quedo abajo y quien arriba? pero que al ver que yo me levante se sintieron aliviados.
   Al día siguiente o mas bien a las pocas horas despues todos estabamos molidos yo me lastime el pie por correr sobre piedras, mi tío Miguel se lastimo el tobillo cuando tiro al ruco al suelo y mi tío Chuy se lastimo el pie al patear al ruco.   El único consuelo que teníamos era que el estaría mucho peor.

Esta es la historia mas... no se, que tengo, en pleno año nuevo madreamos un cabron y nos madreamos nosotros la madrearlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario