domingo, 18 de septiembre de 2011

De amores pt2

OK, entonces terminamos de hablar de Paty, otra que me llego a gustar una jovencita llamada Mercedes, anduvo con uno del salon como a los 3 meses o algo asi, todavia recuerdo que llegue a tener un sueño con ella en el cual eramos novios y justamente al dia siguiente me pregunta

Paty: oye, no te gusta la Meche?
Lukas: hmm... no
Paty: deveras no te gusta?
Lukas: deveras no -y Paty se fue

pero despues de ese sueño me gustaba, pero no se, ella era como se ven las chicanas de las peliculas gringas con las cejas bien marcadas y con una trompa casi casi como la de Angelina, y pues nel, le dije qu eno me gustaba, a lo mejor yo le gustaba pero nel, ya tenia yo mis ojos puestos en otra morrita.

   Todavia recuerdo esa primer tardeada de la secundaria, la mire bailar alla en el fondo del antro junto con una amiga de ella, no pude dejar de ver se cara, sus ojos y sus enormes labios, todavia recuerdo cada vez que se reia ponia ojos de regalo y mostraba sus grandes, blancos y lindos dientes.   pues ahi estabamos nosotros 4 niños bailando entre nosotros porque nos daba pena sacar a bailar a las demas niñas, se nos acerco una señora que vendia rosas y nos pregunto si no queriamos una, yo pense en mandarle una a claudia asi como de su admirador secreto, pero igual fui muy penoso para comprar la rosa y hacer que se la enviaran.   Asi acabo ese dia, todo cansado por andar bailando en bola con los amigos.   A los pocos meses me hice amigo de Claudia y nos poniamos a pendejear entre clases, recuerdo cuando nos invito a su quinceañera, trate de irme arregladito para que se fuijara en mi, y si, justamente cuando llegue me recibio con un fuerte abrazo y me dijo: que bueno que viniste, pero como no iba ir, no podia perderme ese momento tan especial para ella y pues aparte... queria estar con ella, queria ser su novio, queria ser la persona con la que se casaría siendo grande, llego el momento del vals y esos sueños se fueron cayendo en pedazos poco a poco, a la puerta del lugar llego una persona, a la cual ella miro con ojos tiernos, era esa misma mirada que yo ponia cuando la veia sonreir, o la veia caminar por donde yo iba caminando, pero no, algo no cuadraba, algo estaba mal, yo no era esa persona que ella miraba con esos ojos, yo no estaba en la puerta, entonces aquien miraba?.   Ella dio unos cuantos pasos, y la persona de la puerta se acerco a ella, la tomo de las manos y le dio un beso en la boca y bailo con ella el final del vals, si, su novio, el pinche Roberto, el cabron que luego me entere por las malas lenguas que le puso el cuerno y que llego tarde porque estaba en otra fiesta con "su otra novia".   A las pocas semanas terminaron, pero fue cuando dije, no ya no mas tonterias, no mas regalar mi amor sin recibir nada a cambio y le puse un filtro a mi corazon para que solo dejara salir amistad.   Pero en tercer año me valio madre y en los honores a la bandera de los lunes, recuerdo que estabamos como a... literalmente un brazo de distancia y por alguna extraña razón la voltie a ver, me sonrió, le sonreí de vuelta y nos quedamos mirandonos a los ojos por unos segundos y no se, tal vez lo hice sin darme cuenta, lo hice pensando que estabamos solos o que se yo, pero puse mi mano en su mejilla y le acaricie la oreja, le sonreí de nuevo y me acomode de en mi lugar, pasó creo yo menos del minuto tal vez y volteé otra vez, me volvió a sonreir e hice lo mismo -de acariciarle la mejilla-, solo que esta vez con una risa nerviosa acompañada con una voz muy suave y tierna me dijo, que?

Lukas: no nada
Claudia: entonces?
Lukas: no pues, nada

y me volví a voltear hacia la explanada donde el director estaba dando su mensaje de los lunes, volteé a ver a Claudia una tercera vez, y con una cara un poco sonrojada me sonrió, y de nuevo me dijo: que?, solamente le sonreí y le dije en voz baja: nada y me volví a voltear hacia la explanada hasta que se acabaron los honores a la bandera.

   A los pocos meses de salir de la secundaria me la tope en el micro y nos fuimos platicando todo el camino, me di cuenta de que lo que sentía por ella en la secundaria lo seguia sintiendo, a los otros pocos meses despues me la tope en una parada del camion, y los otros meses me la tope andando en el centro, sostuvimos una conversación de pocas palabras nos despedimos con un adios y luego cada quien tomo su camino.   La ultima vez que la mire yo estaba con unos amigos platicando en una esquina, paso un carro y me pito, volteé a ver quien era y entre las 4 personas que iban dentro de ese auto logre ver esa sonrisa que hacia años no miraba y que tanto me gustaba observar junto con una mano que me decia adiós, hice lo mismo, me despedí de Claudia y quedó en el aire la conversación que me hubiera justado tener con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario